Jose Hugo Sánchez

«

Crecí en la frontera y desde siempre quise saber quién soy. Luego, al paso del tiempo, ya no me importó saber quién era sino más bien qué son los otros en mi, y yo en los otros. Luego quise saber qué era la frontera, porqué una gente podía cruzar y otros no. Entonces la frontera creció para atrás y para enfrente, para arriba y para abajo; empezó a ser como yo, padecía, pensaba, amaba, tenía miedos y mil preguntas.

Era un caos y a la frontera le pasaba lo mismo que a mí. Entonces, encarné a la frontera. Luego comprendí que la frontera estaba repartida en muchas fronteras y que la gente que vivía en ellas siempre estaba cambiando, como mi ser. Todo esto se desdobló en mis ansias de saber. Así empecé a dibujar, pintar, leer, escribir, performar—sin saber que era esto, pues yo quería saber, y algo o alguien me tenía que dar esas respuestas.

La frontera me hizo múltiple por la necesidad de desarmarme las identidades y caminar al encuentro de algo, llámesele justicia, verdad, amor, o espiritualidad. Ahí crecí viendo películas de El Santo y Blue Demon, leyendo la revista de Kalimán todas las semanas, y creyendo que Cristo era performero. Paralelo a esto, mi amada abuela me enseñó el arte de leer las cartas y el pensamiento de la brujería. Un día llegué al Nopal Centenario (1981-1989), ahí conocí a Felipe Almada y a Benjamín Serrano. El segundo sería mi maestro de dibujo y pintura, y el primero un amigo y colega. Luego conocí a Markus Kurticks que sería mi maestro en performa y en escultura. También conocí a Guillermo Gómez-Peña: amigo, colaborador, y una gran influencia en el arte del performa. Esta comunidad me apoyó y cobijó, y la tengo en mi corazón por siempre. Ahí conocí a otros artistas y organizamos peregrinaciones, exhibiciones, arte público, etc.

Obra

Chicken Soup

Poligrafica Xilografia Digital
43 x 61 cm
Año: 2017
$ 225 usd

Mujer

Estencil, Xilografia, Grafiti Digital
161 x 45 cm
Año: 2017
$ 225 usd